Tal cual como estaba previsto por los numerosos rumores, NVIDIA ha llegado al CES 2019 para presentar sus nuevas RTX 2060, su nueva gama media basada en RTX que sin embargo supone un aumento considerable de precio frente a la pasada generación de Serie 10.

La nueva RTX 2060 se basa en el mismo silicio TU106 que podemos encontrar en las RTX 2070, pero como versión recortada que es, se ha reducido sus especificaciones a 1920 núcleos CUDA (que curiosamente coinciden con las anteriores GTX 1070). Mientras que en el lado RTX se mantienen 240 Tensor Cores y 30 Ray Tracing Cores, lo cual le da una potencia ligeramente inferior a las RTX 2070 en Ray Tracing.

NVIDIA acompaña a su nueva RTX 2060 de 6GB de memoria GDDR6 a 14Gbps, mientras la frecuencia del núcleo queda en 1365Mhz de base y 1680Mhz en Boost. Frecuencias que ahora entendemos mucho más cuando se ha revelado el TDP de 160W, mucho más elevado que la pasada generación a pesar de los 12nm y que seguramente tiene mucho que ver con que la tarjeta sea más cercana a las RTX 2070 en cuanto a Ray Tracing.

El precio también se ha dejado llevar por esa similitud con su hermana mayor, ya que NVIDIA ha hablado de 369€, lo cual supera enormemente a los precios de las GTX 1060 para los modelos de referencia.

NVIDIA también ha mostrado varios de los modelos personalizados que llegarán al mercado el 15 de enero junto al modelo de referencia, los cuales por lo general optan por el mismo diseño de doble ventilador. Aunque mucho me temo que los precios podrían incrementarse por encima de los 400€.