Hasta ahora la arquitectura sucesora de Ampere para NVIDIA iba a ser llamada “Hopper” la cual se introduciría bajo el nodo de 5nm añadiendo la principal novedad de una estructura MCM, dejando atrás los diseños monolíticos de sus GPU. El salto al terreno MCM parece ser bastante más complicado en el terreno de las GPU, puesto que ni AMD que lleva ventaja con ya cuatro generaciones de CPU basadas en este concepto no ha creado GPU MCM hasta la fecha y NVIDIA estaría en el mismo camino.

El salto a MCM sería tan complejo que NVIDIA había retrasado “Hopper” hasta 2023~2024 dando un tiempo extra importante para seguir estudiando la manera de introducir este concepto de chiplets a sus GPU en el futuro, lo que reducirá costes y mejorará la tasa de producción. Sin embargo, este retraso supone un gran espacio entre los años 2021 y 2022, por lo que se habría rellenado con la arquitectura Lovelace (en honor a la matemática británica Ada Lovelace) que llegaría bajo los 5nm de TSMC o Samsung.

Mucho me temo que “Lovelace” será un refresh de la actual arquitectura Ampere que da vida a la serie RTX 3000, que se introducirá con ligeras mejoras de cara a la rasterización e importantes mejoras de consumo eléctrico y Ray Tracing, ya que la serie 3000 se ha introducido con mejores núcleos RT pero en menor cantidad y estamos viendo casi en cualquier lanzamiento que si se quiere apostar por RT a 4K de forma real se necesitará una mayor potencia en el futuro, además de una mejora de tecnologías como DLSS, que aún sigue esperando su versión 3.0.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios