NVIDIA ya se prepara para terminar su soporte a las GPU de arquitectura Kepler que llevan con nosotros desde el año 2012 cuando se estrenó la serie GeForce GTX 600, algo que ocurrirá a partir de la rama de drivers 470 a finales de año.

El fin del soporte a esta arquitectura implica que tanto las GeForce GTX 600 y GTX 700 ya no recibirán más actualizaciones de drivers a partir de ese momento, ya que ambas se basan en la arquitectura Kepler. A partir de ese momento a los usuarios con estos modelos de GPU se les aconsejará dar el salto a modelos más modernos de GPU, ya que el funcionamiento correcto de nuevos lanzamientos de juegos ya no estará asegurado.

Cuando termine el soporte, las GTX 600 habrán vivido casi 9 años desde su lanzamiento y las GTX 700 lanzadas un año más tarde, habrán tenido soporte durante 8 años. Lo cual no está nada mal, ya que aún utilizando estos modelos en teoría obsoletos por su escasa cantidad de VRAM y potencia, aún se podrán seguir utilizando para todo el catálogo existente.

NVIDIA terminó el soporte de la arquitectura anterior FERMI (GTX 500) en 2018, por lo que si Kepler desaparece en 2021, al menos Maxwell (GTX 900) debería ser siendo soportada hasta 2023.

Fuente: Phoronix

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios