Según un nuevo reporte de DigiTimes, NVIDIA estaría acumulando ya más de un millón de nuevas tarjetas gráficas de nueva generación en sus almacenes. Lo cual implica que la compañía estaría ya más que preparada para un lanzamiento mundial.

Al parecer las fuentes provienen de voces de la cadena de producción, que citan al declive de las criptomonedas como una de las razones para el retraso del lanzamiento de los nuevos modelos.

El problema radica en el stock actual, ya que NVIDIA hizo un movimiento de aumentar la producción justo en el momento que el precio de las criptomonedas comenzó a descender, en un intento de que las tarjetas gráficas comenzarán a llegar a los gamers.

Esto ha provocado que tanto NVIDIA como muchos distribuidores hayan acumulado stock o tengan pedidos cancelados de los grandes o medianos mineros, por lo que lanzar ahora una nueva generación provocaría una devaluación total de los modelos actuales.

Desde NVIDIA, escuchamos a Jensen Huang hace unas semanas anunciar que la nueva generación todavía estaba lejos. Siendo el, más que nadie quien conoce la situación de stocks y el momento de lanzar sus nuevos productos más apropiado.

NVIDIA por su parte sigue vendiendo bien a pesar del bajón de la minería, mientras que los mineros han visto en la última semana como la tendencia bajista parece haberse revertido al menos momentáneamente y tímidamente.

Comentarios