Es bastante normal que compañías como NVIDIA preparen su futuro después de los lanzamientos que están por llegar, como es el caso de las tarjetas gráficas basadas en arquitectura Volta. Una de las preocupaciones de NVIDIA es que estamos llegando al limite teórico del silicio, y una vez alcanzado ese limite la única solución es la optimización o crear chips cada vez más grandes, algo que también se ve limitado por los procesos actuales que no permiten un tamaño del die ilimitado.
Como bien sabéis, los nuevos procesadores de AMD, cuentan con una estructura no monolitica, lo cual quiere decir que su CPU se compone de varios módulos interconectados por su tecnología Infinity Fabric que dan vida a CPUs con un mayor número de núcleos. Físicamente, para lograr esto, AMD usa un par de die dentro de sus procesadores Ryzen para dar vida a sus procesadores de 8 núcleos. Cada uno de estos die cuenta con 4 núcleos cada uno, mientras que los procesadores EPYC o Threadripper usan die de 8 núcleos para crear las monstruosidades de hasta 32 núcleos.
Recientemente NVIDIA ha publicado esta investigación de cara al futuro de sus GPU en el que se opta también por este método. Se trataría de una nueva GPU que constaría de varios die interconectados por enlaces de alta velocidad, lo que se conoce como un diseño MCM (Multi-Chip-Module). Aunque tampoco es la primera vez que la propia NVIDIA hace uso de MCM en las GPU, pues contamos con varios ejemplos en las tarjetas profesionales Volta V100 y Pascal P100. Todo esto sin olvidar que AMD también dispone de gráficas de nivel consumidor que ya utilizan esta tecnología como las nuevas Vega o las futuras Navi, de hecho, Fiji fue la primera GPU que básicamente unía dos RX 285 en una misma GPU, obviamente sin los problemas que tendríamos en una configuración multiGPU.
En el caso de NVIDIA, la compañía optaría por un diseño de cuatro GPU con multiples die de DRAM conectados (previsiblemente HBM2 o HBM3) y una controladora adicional I/O por separado para conectar a nuestro equipo y aportar las salidas de vídeo. Este nuevo diseño que al parecer ya habría sido probado por NVIDIA aportaría un total de 256 SMs, 64 SM por GPU, un incremento considerable respecto a los 84 SM incluidos en Volta, equipando 5376 núcleos, lo que significaría que la nueva GPU de NVIDIA con sus 256 SMs lograría un conteo total de 16.384 núcleos, por lo que en teoría debería ser al menos tres veces más rápida que Volta, un futuro muy interesante desde luego.
 

 
En este nuevo diseño cada modulo de GPU sería entre un 40 y un 50% más pequeño que las mayores GPU monolíticas que hemos visto hasta la fecha, asumiendo además que estos módulos se fabricarán a 10nm o 7nm, respecto a los diseños a 16nm actuales. Este nuevo diseño además aportaría mejoras de rendimiento de hasta un 22.8% respecto a una GPU monolítica, y hay que añadir que esas nuevas GPU también aportarán mejoras por su nueva arquitectura por lo que no solo las mejoras se limitarán a aumentar considerablemente el numero de SMs, ya que en el mejor de los casos se calcula que el máximo posible de fabricar sería de 128 SM’s a diferencia de los 256 SMs que aportaría este nuevo diseño MCM.
 
 

Comentarios