Oculus ha decidido dar un empuje a la VR este verano reduciendo el precio de su bundle Oculus Rift con los mandos Oculus Touch a 399$ en el mercado americano, 399£ en el mercado inglés y 449€ en el resto del mercado europeo.  Si tenemos en cuenta que su competencia directa HTC Vive se ofrece a 799$, estaríamos hablando de 300$ de diferencia en el caso del mercado americano.
Esta oferta tendrá una duración de 6 semanas, ofreciendo así una solución VR completa a un precio bastante más competitivo a los nuevos usuarios. Aun así, como suele pasar siempre, el mercado europeo se ve el más perjudicado de todos siendo más caro que en ningún otro mercado por desgracia.
No cabe duda que este tipo de movimientos van a ayudar al intento de implementación de la VR, algo que ha sido recogido por los usuarios con bastante peor expectativa que la inicialmente esperada.
 

Comentarios