Outriders llegaba la semana bajo gran expectación de quienes han probado la demo o habían sido atraídos por la gran multitud de vídeos publicados por People Can Fly explicando todo lo que iba a ofrecer su nuevo shooter. Si bien muchos pensábamos que los chicos de People Can Fly iban a redimirse ya del horroroso Gears of War: Judgement y un Bulletstorm que no convenció, los problemas de lanzamiento de Outriders han terminado empañando la experiencia de una redención del estudio que estaba casi asegurada.

Los problemas comenzaban el primer día con servidores inaccesibles y con caídas sobretodo en los horarios más concurridos, algo que se podría acusar a que se trata de un título con opciones multijugador y que su gran éxito estaba fuera de la medida del estudio de desarrollo al programar la cantidad de servidores disponibles. Nada más lejos de la realidad, ya que el juego realmente no se ve afectado por el número de jugadores disfrutando del modo multijugador de Outriders, si no de la siempre criticable necesidad de adherir al juego a un sobrante DRM AlwaysOnline (Siempre Online) que necesita verificar en red a cada jugador para logearlo en el servidor en todo momento, algo que está lejos de ser necesario para todos aquellos jugadores que querían disfrutar de Outriders en solitario. El problema se extendió durante todo el fin de semana a pesar de los arreglos, con jugadores que han tenido muchas dificultades para conectarse en ciertos horarios, por lo que ha sido necesario ir con cuidado a la hora de elegir a que horas jugábamos a Outriders.

La situación dentro no era mejor, ya que la posibilidad de una desconexión de este DRM Online te expulsaba de la partida de tanto en tanto haciendo un rollback a tus progresos hasta el último punto de guardado o más atrás al comienzo de las misiones, lo cual en las horas concurridas podía ser especialmente molesto. El rendimiento del juego también dejaba que desear, ya que uno espere que con la configuración automática se obtenga un rendimiento al menos aceptable dentro de lo que un shooter con mucho movimiento como Outriders merece, en cambio al menos en lo que a jugadores de PC se refiere hemos encontrado un DLSS que no funciona correctamente, una versión DirectX 12 que provoca stuttering constante, una versión DirectX 11 que es inaccesible a excepción de pasar por comandos en Steam que fuercen este modo, lo cual dejaba con tener que apagar incluso la sincronización vertical, apagar DLSS y tener que lidiar con menos stuttering, pero bastante evidente.

Al parecer los jugadores de consola no han sufrido problemas aparte de las desconexiones y la falta de un cross-play que también se debe a la falta de mimo de la versión PC de Outriders, ya que los chicos de People Can Fly han revelado que la versión DirectX 12 está desincronizada provocando todos los problemas anteriormente mencionados. Los problemas también parecen tener relación con equipos con GPU de última generación, ya que he visto muchos reportes acerca de que estos problemas no han existido en GPU anteriores a la serie RTX 2000 de NVIDIA o las AMD anteriores a la serie RX 5000.

A pesar de todo Outriders ha sido un éxito, pero deja en evidencia la necesidad de que los desarrolladores y editores prioricen todavía más un control de calidad más completo antes del lanzamiento de títulos tan importantes como este, ya que los jugadores estamos hartos de comprar juegos que se podrán disfrutar realmente bien semanas o meses después de lanzamiento.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios