Llegan nuevos rumores desde TweakTown acerca de Playstation 5, que como siempre, como rumores que son os recomiendo tratarlos como información no confirmada. Al parecer una fuente “muy cercana a la industria” habría revelado que la nueva consola de Sony de la cual se espera que equipe una GPU basada en la arquitectura Vega de AMD de un nivel de potencia similar a la actual GeForce GTX 1070, prescindiría del formato APU con la GPU integrada en el CPU de la consola.
Esto implicaría que la nueva Playstation 5 dispondría de una GPU dedicada, aunque no se revela si será intercambiable o no. El único propósito de hacer esto seria el de poder ofrecer en la nueva consola la experiencia de juegos 4K a 60FPS que ahora mismo la Playstation 4 Pro no puede ofrecer por falta de potencia, llegando a casos ridículos donde el remake de las tres primeras entregas de Crash Bandicoot no son capaces de superar los 30FPS a pesar de no ser un juego con una gran carga gráfica, ni escenarios amplios. La web también habla de otros rumores que señalan como CPU un procesador AMD Ryzen de 8 núcleos y que el lanzamiento de la consola podría apuntar mucho más alto en cuanto a precio en favor de ofrecer esa experiencia de juego superior.
Según esta fuente no deberíamos esperar un lanzamiento en 2018, pero quizás si algún tipo de mención durante el E3 2018 en preparación a un posible lanzamiento en 2019 que no confirma. Por supuesto, ante la inminente presentación de la nueva consola de Microsoft, la maquinaria especulatoria ya esta en marcha ante la previsible respuesta de Sony en los próximos meses o incluso años hablando de consolas que quizás ahora mismo no hayan pisado ni sus primeras fases de diseño.
Aunque cabe destacar que una consola de diseño modular, con una GPU intercambiable en el futuro podría ser muy interesante para el mundo consolero, siempre y cuando la base de la consola en cuanto a CPU, fuente de alimentación y memoria RAM disponible sea capaz de aguantar el paso del tiempo como para hacer este tipo de diseño sostenible para los usuarios con simples cambios de GPU más potentes con el paso del tiempo.