Los jugadores de Pokémon Let’s GO que han adquirido la Poké Ball Plus se han encontrado una desagradable sorpresa, ya que el canjeo del Pokémon Mew ha sido limitado muy severamente para impedir que más jugadores del original que compró el periférico pueda obtener el deseado Pokémon.

Los jugadores han descubierto que el canjeo de Mew está no solamente limitado a quien usó por primera vez la Poké Ball Plus, sino que también está íntimamente ligada a la partida salvada que lo canjeó. Esto implica que una vez canjeado si borramos o perdemos la partida el Pokémon no podrá volver a canjearse.

Al parecer cada Mew está asociado a una ID de partida guardada y una vez canjeado este no podrá volver a canjearse, lo cual impide que compradores de la Poké Ball Plus de segunda mano puedan obtener este Pokémon, que está pueda prestarse o que algunos jugadores usen el periférico para duplicar Mew en varias partidas guardadas o perfiles.