Lo que parecen dos noticias contradictorias se unen para representar en escena la situación de Playerunknown’s Battlegrounds en 2020, los jugadores y streamers están abandonando el juego, pero los jugadores que se quedan, gastan más dinero en el juego.

PUBG que ha llegado ha tener picos de jugadores de hasta 2,5 millones en abril de 2018, llega a 2020 con apenas 250.000 jugadores simultáneos en los pasados 30 días, ¿la razón?, los jugadores se han cansado. Decir que el popular Battle Royale PUBG le va mal es complicado, pero como jugador con más de 500 horas debo decir que la situación ha llegado a un punto insostenible de bugs y tramposos que han hecho que los jugadores se planteen abandonar el juego y que incluso streamers reconocidos hayan dejado de jugar.

En las redes sociales se acusa a Bluehole de poner por delante el nuevo contenido (de pago) por delante de solventar los problemas que tiene y mantiene el juego durante sus varios años de vida, ya que algunos bugs siguen presentes desde hace meses o años en algunos casos. Bluehole tampoco parece moverse demasiado frente a los hackers que pueblan sus servidores, ya que el sistema de reportes se ha demostrado insuficiente para detener está lacra que azota al juego y que hace que jugar una partida sea un riesgo de encontrarse con algún jugador tramposo que te haga perder el tiempo.

Sin embargo, los datos negativos se refuerzan extrañamente con datos positivos, ya que según los analistas de Superdata han revelado que PUBG ha aumentado en un 512% sus ingresos desde el estreno de la temporada 6, lo cual supone una ventaja frente a Fortnite y Apex Legends que reducen sus beneficios, aunque principalmente liderados por Fortnite.

Los jugadores se han puesto en pie de guerra, y piden a Bluehole que les escuche poniendo solución a los problemas del juego, dejando de lado el desarrollo de contenido en favor de solventar los problemas del juego. Pero con datos que revelan que Bluehole está haciendo más caja con menos jugadores, parece difícil que esto ocurra.

Comentarios