Nintendo llegaba en 1993 con una idea genial para la 16-Bit Super Nintendo, añadir un chip en los cartuchos que pudiera reproducir gráficos 3D a un nivel básico, lo cual dio vida a juegos como Star Fox o Stunt Race que no hubieran sido posibles sin este añadido, aunque su aspecto y framerate fueran extremadamente limitados para como conocemos los juegos 3D en nuestra época.

Ben Carter de Shironekolabs (del cual os recomiendo leer el artículo original) ha ideado un nuevo chip que pretende emular lo que Nintendo hubiera conseguido en el caso de avanzar en la línea del chip Super FX, lo que le ha llevado a crear el chip SuperRT de expansión que introduce gráficos 3D con Ray Tracing en la Super Nintendo original.

“La idea se originó cuando estaba tratando de pensar en una idea interesante para un proyecto que me ayudara a aprender el diseño de Verilog y FPGA, y me vino a la mente la noción de construir un trazador de rayos simple (en parte inspirado por un amigo mío terriblemente inteligente que está construyendo su propia GPU). Un poco más tarde, porque a veces mi cerebro me odia y se deleita en pensar en cosas tontas que hacer, esto se convirtió en” ¿no sería interesante intentar hacer que un SNES haga raytracing? “, Y así nació la idea del chip SuperRT . “

El video publicado deja claro el éxito del logro y a pesar de que no estamos hablando de gráficos 3D o Ray Tracing como los que tienen los juegos de nueva generación, resulta un logro bastante notable lo que hubiera podido llegar a hacer una Super Nintendo con chips integrados en sus cartuchos de mayor potencia, aunque finalmente Nintendo optó por dar el salto a Nintendo 64.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios