Un debate que suelo ver de vez en cuando y más en las últimas semanas después de que un ex-directivo de Sony dijera que lo que necesita la industria es juegos más cortos (10~15 horas de juego) y menos mundos abiertos inmensos, es el de si hay un exceso de juegos con un mundo abierto, lo que lleva a los jugadores a encontrarse una y otra vez con juegos que requieren de varias decenas de horas para ser completados en un estado mínimo de historia e incluso llegar a más de cien horas para completarse totalmente.

Por supuesto soy consciente de que para un jugador completacionista el tener que jugar a juegos que requieren de decenas o cientos de horas cada pocos meses debido a los lanzamientos constantes de juegos con un mundo abierto cada pocos meses, puede ser realmente abrumador. Pero también me viene a la cabeza si realmente es necesario hacer esto o si es necesario acudir siempre a este tipo de juegos.


Desde mi punto de vista, no existe un exceso de mundos abiertos, sino una carencia de juegos con experiencias más cortas e interesantes que hagan a los jugadores vivir intensamente juegos como antes e incluso que les apetezca rejugarlos. Pongo un ejemplo, que para mi es el más llamativo de este año, Resident Evil 3, un juego que puede completarse por un jugador novato en unas pocas horas, que no necesita de un mundo abierto y que invita a los jugadores a rejugarlo para acceder a modos de dificultad extra o armamento extra desbloqueable. Un servidor lleva invertidas 18 horas actualmente en Resident Evil 3 y sigo sintiendo que podría rejugarlo al menos un par de veces más para desbloquear algunas cosas interesantes más, por lo que al final he terminado jugando y jugaré las horas que podría requerirme un mundo abierto.

Hablamos por supuesto de la tercera entrega de Resident Evil, que además no aporta casi apenas rejugabilidad respecto a la segunda con varios modos de juego y cuatro recorridos “distintos” de la historia. Por lo que al final refuerza mi conclusión, de que no hay un exceso de mundos abiertos, sino una falta de juegos más cortos e intensos AAA.

Actualmente el mercado se encuentra invadido de juegos indie o de bajo presupuesto, donde muchos de esos títulos también requieren de un gran número de horas para completarse o simplemente son juegos de construcción, gestión o MMO que podrían absorber nuestra vida entera en horas si les dejáramos. Si vemos el horizonte de los AAA, en breve estará disponible Death Stranding en PC, el mes que viene veremos a Horizon: Zero Dawn también, sin irnos de las novedades de Ubisoft nos encontramos con AC: Valhalla, Watch Dogs: Legion y Far Cry 6, tres títulos de mundo que llegan en un plazo de apenas poco más de 7 meses y no hace falta que recuerde que en unos meses veremos a Cyberpunk 2077 en las estanterías, que Nintendo estrena Paper Mario: The Origami King en apenas unos días y que además prepara la segunda parte de Zelda: Breath of the Wild todavía sin fecha anunciada.

El mercado de juegos AAA de mundo abierto está tremendamente surtido y no me atrevería a decir que sufre de un exceso, sino que la competencia es sana y aquellos juegos con mundos abiertos pero con calidades más bajas terminan pasando más desapercibidos por necesidad, mientras que aquellos juegos con mundos abiertos interesantes y vivos se siguen vendiendo de forma estupenda rompiendo récords en muchos de los casos.

Se podría llegar a decir que los juegos de menor duración podrían tener problemas para venderse con tantos juegos que ofrecen un gran número de horas jugables, ya que el usuario puede que priorice por lógica pura un juego que ofrece decenas o cientos de horas de juego a uno que no llegaría ni a una decena. Pero nada más lejos de la realidad, ya que un desarrollador se puede excusar de cientos de maneras distintas y cutres para tapar que su juego no tiene la calidad necesaria para competir, porque al final del día vemos que juegos como Gears of War, Resident Evil, Doom, Wolfenstein y otros de duraciones no tan amplias consiguen vender bien e incluso liderar listas de ventas si fuera necesario con nuevas entregas de calidad incuestionable.

Por lo que para mi en conclusión quienes pretenden un mercado menos saturado de juegos de mundo abierto desde la industria son quienes buscan como siempre reducir costes sacrificando calidad, no quienes quieren condensar la calidad en menos horas. Por otro lado están los usuarios, quizás habría que replantearse que hoy en día es mucho más difícil ser completacionista a no ser que tengas todo el tiempo libre del mundo para jugar, que igual hay que ser más selectivos a la hora de comprar, adquiriendo calidad por encima de la novedad o moda de turno.

Pero si algo tengo claro, es que no sobran los juegos AAA de mundo abierto, lo único que falta en el mundo del videojuego son más apuestas de calidad alta y menos enfoque en simplemente lanzar un juego gráficamente superior.

Si quieres apoyar a Gamerbits al adquirir algún videojuego con nuestro afiliado CDKEYS.com, puedes hacerlo a través de este enlace, con cada compra nos ayudas a seguir manteniendo nuestro sitio web.

Comentarios