La situación actual de falta de stock de tanto tarjetas gráficas como de consolas de nueva generación ha hecho que muchas personas se lancen a la compra y reventa en plataformas de segunda mano de todos estos productos tecnológicos por precios mucho mayores a los recomendados. La situación no sería en si tan grave si no fuera por los bots o las ventas de grandes lotes antes de que se pongan a la venta para los especuladores, por lo que un político de Reino Unido ha presentado recientemente una moción para que el “scalping” se vuelva penado por la ley si llega a aprobarse.

El promotor de esta iniciativa es Douglas Chapman, la cual ha nombrado como Gaming Hardware (Automated Purchase and Resale) Bill 2019-21, refiriéndose claramente a las redes de bots que compran automáticamente para poner en venta más tarde los productos a un precio superior. En una entrevista con IGN, Chapman explicaba lo siguiente antes de presentar su proyecto de ley:

Dado que los expertos en la industria cibernética ahora predicen que el tema del scalping crecerá en otros bienes y servicios importantes este año, estamos considerando presentar un proyecto de ley en el Parlamento para que podamos explorar más opciones legislativas para proteger a los consumidores de esta práctica injusta.

Chapman ha llegado a tomar medidas en el asunto ya que algunos de sus votantes de su región se han acercado a el para comentar la frustración que les produce la actual situación que impide comprar consolas como la PlayStation 5 o Xbox Series en Reino Unido, por lo que ha iniciado una investigación propia que ha concluido desvelando los entresijos de estas practicas que llama “sin escrúpulos de “scalping” por parte de robots automatizados para comprar estos productos a granel y venderlos a precios inflados“.

Reino Unido ya legisló en esta materia en el pasado, impidiendo la reventa de entradas para eventos de entretenimiento de todo tipo, previniendo que el mercado sufriría consecuencias parecidas al de la tecnología en el futuro debido a los aforos limitados que ya se producían antes de la pandemia debido a la alta demanda.

Queda por ver si finalmente Reino Unido aprueba la medida y comienza a perseguir al menos a sus especuladores locales, algo que el mismo Chapman considera poco probable que se convierta en ley, pero al menos ya se han producido los pasos adecuados.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios