Hoy analizamos una alfombrilla de Razer que destaca por su enorme tamaño y calidad, tenemos ante nosotros nada más y nada menos que la Razer Gigantus, que como su nombre indica se trata de una alfombrilla de generosas proporciones que nos permitirá mover el ratón por una amplia zona a diferencia de las alfombrillas convencionales.
Aquí podéis ver las especificaciones según la misma web de Razer:

ESPECIFICACIONES

  • Tamaño extra grande para acciones de juego de baja resolución
  • Acabado textil texturizado para un equilibrio perfecto entre velocidad y control.
  • Espuma densa con base de goma para una comodidad máxima
  • Costura antidesgaste
  • Tamaño aprox.: 455 mm (largo), 455 mm (ancho), 5 mm (alto)
  • Peso aproximado: 617 g / 1,4 lb

 

Razer Gigantus

 
La Razer Gigantus llega en una caja de tamaño alargado donde en su interior la encontraremos enrollada.
 
Nada más sacarla del interior nos damos cuenta de sus enormes proporciones, ya que la Razer Gigantus mide 45,5 cm de ancho por 45,5cm de largo con un grosor de 5mm, el nombre de Gigantus le viene como anillo al dedo y si os preocupa el hecho de que llegue enrollada os puedo asegurar que tras empezar a usarla la Razer Gigantus ya se había adaptado perfectamente a la forma plana de la mesa.
 

 
Como habréis notado, la Razer Gigantus tiene un logo de Razer en una de sus esquinas, que dependiendo de la versión sera en el habitual verde de Razer o en Negro en el caso de nuestra versión, la lastima es que el logo esta puesto con relieve y deja a esta zona bastante inutilizable para nuestro ratón. La superficie de la alfombrilla es de una tela suave que ayuda a deslizar el ratón cómodamente, esta se ha rematado en todas las esquinas con una fuerte costura que ayudará a la durabilidad de la alfombrilla y que la goma de la misma no se vaya descomponiendo debido al constante roce.
 
La parte inferior de la alfombrilla esta compuesta por una material antideslizante de color verde, la alfombrilla obviamente no va a moverse ni un solo milímetro de su posición.
 


Aquí tenéis una muestra del tejido de la parte inferior de la alfombrilla el cual tiene un diseño hexagonal.


 

Conclusión




Son obvias las ventajas de tener una superficie de alfombrilla mucho mayor y encima de calidad como la que nos ofrece Razer Gigantus, la desventaja principal es que también requiere de espacio en nuestro escritorio para instalarla y eso podría suponer un problema, aunque dentro de la gama de alfombrillas de Razer podríamos optar por otras más ajustadas a nuestro espacio, así quedaba en mi escritorio personal junto a otros periféricos de Razer: 

 

 
La alfombrilla la hemos probado junto al ratón Razer Deathadder Chroma y la experiencia ha sido muy positiva, con un deslizamiento muy cómodo sobre toda su superficie y hemos evitado el logo de Razer escondiéndolo debajo del teclado, en realidad, hemos terminado usando algo mas de un cuarto de toda la alfombrilla disponible y ya así resultaba muy cómodo el no verse limitado por el tamaño de la misma y el tacto suave de su tela.
La superficie de la Razer Gigantus permite un rápido y preciso deslizado del ratón, su espuma densa hace que toda la superficie se mantenga completamente firme por lo que vamos a poder jugar cómodamente sin preocuparnos por la alfombrilla. El gran tamaño de la alfombrilla también esta pensando para jugadores que optan por una sensibilidad baja, donde la posibilidad de realizar grandes movimientos con el ratón es clave, mientras que la baja sensibilidad nos proporciona mucha más precisión.
 

 
Uno de los elementos que más me han gustado de la Razer Gigantus es el borde reforzado, ya que muchas alfombrillas tienden a deshacerse por los bordes perdiendo parte del material anti-deslizante terminando por desbalancear la misma o logrando un tacto extraño, tengo claro que con la Razer Gigantus eso no va a pasar y que es una alfombrilla que no solo esta pensada para la máxima calidad y funcionalidad, si no que también se han incluido estos elementos para alargar su vida útil, con este refuerzo que no resulta para nada incomodo.
Actualmente la Razer Gigantus se puede encontrar por unos 29,99€, el cual creo que es un buen precio para una alfombrilla que cuadruplica en tamaño como mínimo las habituales y es de gran calidad, por ello he decidido en conclusión otorgarle nuestro galardón OCKD ORO, quedándome a las puertas del platino solo por el logo en relieve y que realmente la Razer Gigantus no es una alfombrilla para todos los públicos debido a su gran tamaño.
 
 
 

 
 

Comentarios