Psyonix, desarollador de Rocket League, ha anunciado oficialmente que durante el mes de marzo lanzará el último parche de su título para los sistemas operatimos Linux y macOS, terminando el soporte para ambos sistemas operativos de forma oficial y las funciones en línea.

El desarrollador explica que las novedades tecnológicas que van a llegar al juego impiden mantener el soporte para ambos sistemas operativos, por lo que recomienda usar el juego mediante Windows mencionando las alternativas como Boot Camp para macOS, Steam Proton y Wine para Linux, las cuales permiten usar las versiones Windows.

Comentarios