Psyonix ha dado a conocer un listado de cambios para Rocket League que llegarán junto a una actualización entre los meses de junio y julio de este mismo año, entre la que destaca la característica de un nuevo sistema de amigos que nos permitirá jugar en equipo con jugadores de otras plataformas.
Este sistema rompe la última barrera del crossplay, que eran los sistemas de amigos de cada plataforma concreta y introduce la necesidad de crearnos un apodo para el juego por el que nos podrán añadir desde cualquier plataforma o podremos buscar a nuestros amigos por ellos. Por lo que Rocket League dejará de ser dependiente de Xbox Live, PSN, Steam o el sistema de amigos de Nintendo Switch para este proceso.
Este cambio no afectará a las limitaciones de los jugadores de Playstation 4, que solo podrán enfrentarse por el momento a los jugadores de PC.