Que Intel ya se encuentra en camino de asaltar el mercado de las GPU dedicadas no es ningún secreto, ya que la compañía anuncio sus planes después de que Raja Koduri abandonara AMD para pasarse a Intel como cabeza del proyecto gráfico de la compañía azul. Por ahora, conocemos que Intel trabaja en su primera arquitectura Arctic Sound y su sucesora Jupiter Sound para comenzar su recorrido en este mercado.
Los rumores señalan ahora que Intel ya se encuentra en preparación para realizar la presentación de su nueva línea de productos de GPU durante el próximo CES 2019 a principios del año próximo, algo que se habría logrado gracias a que Intel ya habría terminado uno de los grandes pasos necesarios en el diseño y se encontraría ya en fase de pruebas. Unos planes que suenan mucho más acelerados que los dos años de desarrollo de los que se había hablado inicialmente, ya que no se esperaba a Arctic Sound al menos hasta el año 2020.
Por supuesto se trata solo de un rumor en el que se citan a fuentes anónimas de la industria, por lo que hay que esperar al CES 2019 para realmente saber si es posible que Intel vaya tan adelantada.
En cuanto a Arctic Sound, por ahora sabemos que Intel quiere trabajar de la misma manera que lo hará AMD, utilizando para su diseño el sistema MCM en el que varios dies se encontrarán interconectados en un mismo encapsulado, tal cual como ocurre ahora mismo con los procesadores Ryzen. Este sistema que por ahora parece ser el futuro para la mayoría de silicios, resultaría en un mayor numero de dies validos por oblea, además de un incremento de producción considerable.
Sea como sea, la entrada de Intel al mercado de las GPU añadirá un tercer competidor y la competencia siempre es buena para un mercado que es conocido por estar casi monopolizado por NVIDIA.