Con la llegada del firmware 5.0.0 lanzado la semana pasada para Nintendo Switch, no se habían aportado apenas novedades para la consola de Nintendo más allá de una mejora del control parental. Pero un análisis del código del nuevo parche ha revelado que la consola podría recibir un nuevo SoC con nombre en clave “Mariko” basado en Tegra X1 que podría llegar en el futuro.
En concreto el dato más interesante descubierto por Mike Heskin en este nuevo firmware ha sido que el nuevo SoC duplicaría la cantidad original de la memoria RAM DDR3 de la consola, la cual se ampliaría desde los 4GB hasta los 8GB. El PCB se mantendría mayormente intacto, por lo que muy probablemente se trate de una mejora de cara a ofrecer mayor cantidad de RAM para poder acoger a más y mejores juegos, y quizás la posibilidad de una mejora en las velocidades de la CPU y GPU, algo que todavía no se ha confirmado.
NVIDIA llama a este nuevo SoC “T214”, que con el nombre en clave Mariko recibe de nuevo un nombre de un personaje del universo Marvel. En concreto, Mariko Yashida es la amante de Lobezno, lo cual simboliza también de alguna manera la relación estrecha entre NVIDIA y Nintendo.
Estas novedades sin duda vuelven a reavivar la idea de una Nintendo Switch mejorada que podría ser anunciada en cualquier momento, un caso que desde mi punto de vista será similar al de New Nintendo 3DS, lo cual deja abierta la puerta a títulos que solo podrían funcionar en esta nueva versión de la consola debido a la mayor cantidad de RAM que podrían requerir estos juegos. La mayor cantidad de memoria RAM también podría explicarse como solución a recibir títulos port desde las consolas de sobremesa de nueva generación con mayor facilidad, que si se acompaña con un pequeño empuje de potencia de CPU y GPU ampliaría por mucho las posibilidades de la consola.