El fabricante coreano Samsung ha anunciado que ha comenzado a producir con su proceso de 10nm de segunda generación, por lo que se han comenzado a fabricar SoCs con el nuevo proceso 10LPP (Low Power Plus) que muy previsiblemente darán vida a las próximas generaciones de móviles.
El nuevo proceso 10LPP sustituye tras pocos meses al proceso 10LPE (Low Power Early), ofreciendo hasta un 10% más de rendimiento y hasta un 15% de reducción de consumo. Un cambio que puede hacer pequeño, pero en cuanto este nuevo proceso empiece a ser económico, significa dispositivos móviles más potentes y con menor consumo.
La carrera por el silicio sigue en marcha, sobretodo en cuanto al camino para superar a Intel como el fabricante con los nodos más avanzados. Samsung ya está trabajando actualmente en su proceso de 8nm LPP para seguir incrementando las mejoras de consumo y rendimiento. Aunque por otro lado el limite del silicio cada vez está más cerca.
Además de fabricar SoC’s, Samsung es uno de los principales fabricantes de memoria NAND y DRAM, por lo que cada nuevo salto en proceso de fabricación abre la puerta a nuevos y mejores productos.
 
 

Comentarios