Gracias a una filtración por parte de InformaticaCero hemos podido ver el supuesto nuevo roadmap de AMD hasta el año 2020, el cual presenta informaciones interesantes y confirma varios de los rumores aparecidos durante los últimos meses.
En primer lugar, AMD califica al paso de 2018 como de optimización, por lo que además de la segunda generación de procesadores Ryzen “Pinnacle Ridge” basados en Zen+ y los nuevos Ryzen con GPU Vega “Raven Ridge”, solo veremos a los nuevos Ryzen Threadripper basados en Zen+ en algún momento de este año. Los nuevos procesadores Zen+ se caracterizan por el uso de un proceso a 12nm mucho más maduro que el utilizado en la primera generación, lo cual ha permitido mejores frecuencias y optimizaciones que han dado lugar a mejores latencias.
En cuanto a 2019 vemos a “Matisse” como tercera generación de procesadores Ryzen, eso si, basados ya en la arquitectura Zen 2 y fabricados a 7nm, mientras que la plataforma entusiasta recibirá a “Castle Peak” y las APU a “Picasso”.
El año 2020 volverá a ser un proceso de optimización, lo cual es la mayor novedad, por lo que muy seguramente veremos procesadores basados en la arquitectura Zen 2+ que en el caso de los sobremesa ya reciben el nombre de “Vermeer”, mientras que las nuevas APU recibirán el nombre de “Renoir”. AMD ha dejado un espacio aquí para procesadores entusiastas, pero habla ya de una nueva generación.
Esto nos deja con lanzamientos anuales de nuevos productos y una mejora constante de Ryzen de cara al futuro, con la buena noticia de estar manteniendo tanto al socket AM4 como al TR4 con vida al menos hasta el año 2020.