Gracias a una filtración de la base de datos de FutureMark, creadores del conocido benchmark 3DMark, hemos podido conocer las especificaciones de los nuevos procesadores AMD Ryzen 7 2700X, el tope de gama de la segunda generación de procesadores AMD basados en la arquitectura “Zen+”. El nuevo R7 2700X conserva los ocho núcleos y dieciséis hilos de su predecesor, además de su TDP máximo de 95W al tratarse de una versión X compatible con XFR.
El cambio más interesante está en sus frecuencias, ya que las básicas han aumentado desde los 3,4Ghz hasta los 3.7Ghz, mientras que las logradas con turbo han aumentado desde los 3,9Ghz hasta los 4,2Ghz gracias a XFR 2.0. Este cambio notable en frecuencias sin duda pone en evidencia el potencial de la segunda generación de procesadores Ryzen y lo que muy probablemente será un soporte para overclock extendido con números muy interesantes.
Zen+ también traerá consigo un aumento de las velocidades de la cache y del soporte de la memoria DDR4, por lo que se espera al menos una mejora del 15% de potencia por núcleo frente a sus predecesores. Los nuevos procesadores llegarán fabricados bajo el nuevo nodo de 12nm+, por lo que se esperan mejores temperaturas y consumos, desde luego convirtiendo a los AMD Ryzen en opciones cada vez más interesantes.
Por ultimo, comentar que el benchmark ha sido realizado bajo una placa base AsRock X370 Taichi, que aunque ya sabíamos que las placas X370 serán compatibles con los nuevos procesadores, gusta ver como AMD alarga la vida de sus plataformas.