Hoy se han filtrado nuevos datos de los nuevos procesadores AMD Ryzen de segunda generación, filtrando uno de los nuevos octacore Ryzen 7 2000 en varios benchmarks. La fuente de los mismos es la web HWBattle conocida por filtraciones anteriores, por lo que podemos darle cierta “veracidad” a los mismos.
El primer dato sorprendente de estos nuevos procesadores es una velocidad máxima en Turbo XFR 2.0 de 4.35Ghz, lo cual deja claro que los nuevos procesadores de segunda generación fabricados bajo el nodo de 12nm tienen un potencial de overclock mucho más alto que sus predecesores. La velocidad base también se incrementa hasta los 3.7Ghz, lo cual supone un aumento de 300Mhz.
 

 
El segundo dato positivo llega con las latencias, ya que según vemos en este benchmark de AIDA64, las latencias de tanto la memoria instalada como de las caches L2 y L2 han mejorado. Lo cual supondrá un mejor rendimiento en todo tipo de aplicaciones.
 

 
El siguiente en la lista en Cinebench R15, en el cual el nuevo procesador entrega una puntuación de 1783 puntos, los cuales destacan frente a los 1645 logrados por un Ryzen 7 1800X o los 1436 puntos logrados por un Intel Core i7 8700K.
En cuanto a mononúcleo, el procesador logra 178 puntos, frente a los 157 logrados por la versión top de su predecesor. Pero quedando aún todavía ligeramente lejos de los 8700K con 206 puntos o de los 7700K con 194.
 

 
3DMark Firestrike también muestra una mejora contundente en cuanto a resultados, tal cual como podréis ver a continuación:
 

 
Finalmente un benchmark de Sisoft Sandra termina de confirmar la mejora de rendimiento.
 

 
Solo podemos concluir que si estos benchmarks terminan confirmándose el futuro de Ryzen pinta muy prometedor, con mejoras notables en todos los aspectos, que sumados a una plataforma ya mucho más madura, aportarán mucho al segmento sobremesa.