Llego por fin el dia y la hora para el anuncio desde Digital Foundry sobre las especificaciones de Project Scorpio, al parecer estos habrían sido invitados por la propia Microsoft a un evento en el que les habrían mostrado el PCB de la nueva consola y se habrían comentando las nuevas especificaciones.
 

 
A primera vista observamos como el PCB incorpora un SoC al igual que Xbox One y su modelo posterior Xbox One S, este nuevo SoC esta rodeado por 12 chips de 1GB de memoria GDDR5 que se conectan con el SoC a través de un bus de 384 Bit, otorgando un ancho de banda total de 326GB/s, cifras que superan con creces a cualquier consola conocida por el momento, la mala noticia del incremento de memoria RAM llega con el uso que se va a hacer de la misma, ya que 4GB quedaran reservados para el sistema, dejando la consola con 8GB libres para los juegos algo que aporta solamente un GB extra respecto a Xbox One, algo similar a lo que hizo Sony añadiendo 1GB extra a PS4 Pro que termino por aportar 512MB extras para juegos, esperemos que sea suficiente.
Por supuesto la ESRAM que incorporaba Xbox One o Xbox One S ha desaparecido en favor del nuevo ancho de banda de sus 12GB GDDR5, por lo que según Microsoft no era necesario ya incorporar este tipo de memoria en su nueva consola, pero aun así se obligara a los desarrolladores a tenerla en cuenta para que las versiones Xbox One funcionen como deberían.
El paso más importante obviamente esta en la GPU, que con 40 CU y unas frecuencias de 1172 Mhz aportara los anunciados 6 TeraFLOP de potencia superando a Playstation 4 Pro con bastante soltura, esta GPU parece ser una AMD RX 480 mejorada con 4 CU extras, por lo que deducimos que se tratara de arquitectura Polaris.
El aspecto que no nos ha gustado tanto es la CPU, ya que se habla de una CPU OctaCore personalizada con unas frecuencias de 2,3Ghz, mientras que se habla de un aumento de potencia del 31% respecto a Xbox One, es fácil imaginarse que esto significa que volvemos de nuevo a los núcleos Jaguar basados en la ya obsoleta arquitectura de los procesadores FX de AMD y no se ha dado el salto a producir una consola basada en núcleos Ryzen como hubiera sido esperable aumentando la potencia disponible de CPU, aunque es fácil imaginar por que no se ha dado el salto, ya que ahora mismo la plataforma de AMD desgraciadamente es muy inestable. La nueva CPU contara con 4MB de cache L2 y las optimizaciones hablan de reducir la latencia de las operaciones para un mejor desempeño. En cuanto al audio se ha conservado la funcionalidad 7.1 de Xbox One, mientras que se ha añadido soporte para Dolby Atmos.
Así quedarían las nuevas especificaciones contra Xbox One y PS4 Pro:
 

Project Scorpio Xbox One PS4 Pro
CPU Eight custom x86 cores clocked at 2.3GHz Eight custom Jaguar cores clocked at 1.75GHz Eight Jaguar cores clocked at 2.1GHz
GPU 40 customised compute units at 1172MHz 12 GCN compute units at 853MHz (Xbox One S: 914MHz) 36 improved GCN compute units at 911MHz
Memory 12GB GDDR5 8GB DDR3/32MB ESRAM 8GB GDDR5
Memory Bandwidth 326GB/s DDR3: 68GB/s, ESRAM at max 204GB/s (Xbox One S: 219GB/s) 218GB/s
Hard Drive 1TB 2.5-inch 500GB/1TB/2TB 2.5-inch 1TB 2.5-inch
Optical Drive 4K UHD Blu-ray Blu-ray (Xbox One S: 4K UHD) Blu-ray

 

 
En cuanto a la refrigeración de la nueva consola se ha optado por un diseño blower que refrigera un gran disipador que se asienta sobre el SoC, el cual además hace contacto con todos los chips de memoria GDDR5 para no dejar ningún aspecto de la consola por refrigerar.
 

 
El nuevo disipador incorpora una cámara de vapor en las zonas de contacto similar a la que hemos visto en la serie 10 de Nvidia en sus diseños de referencia, un sistema que ayuda a repartir mejor la carga térmica por toda la superficie del disipador, en las fotos desgraciadamente no vemos claro si Microsoft ha añadido algún elemento de refrigeración a la zona de alimentación la cual tendrá que hacer frente a casi los 250W que va a consumir la nueva consola.
Por que si hablamos de consumo, la nueva consola ha integrado su fuente de alimentación de 245W en el interior de la misma, dando final a las consolas que incorporan una fuente de alimentación externa, aunque como hemos visto en la imagen de despiece, Microsoft ha optado por un diseño totalmente modular que en caso de fallos permitirá sustituir los elementos problemáticos en sus talleres o al menos facilitara las cosas a los más manitas.
En cuanto a la unidad óptica era de esperar que Microsoft optara por nada nada menos que la misma unidad incorporada en Xbox One S, una unidad Blu-Ray UHD capaz de reproducir el contenido 4K, además de dar soporte a discos de mayor capacidad y mejores velocidades lectura.
Finalmente los chicos de Digital Foundry han podido ver Forza Motorsport 7 corriendo en Project Scorpio a 4K y 60Fps pero solo han aportado una imagen de muestra en la que podemos ver la calidad grafica del titulo junto a sus propios comentarios que nos hablan de como el Project Scorpio no solo escala los motores de Xbox One a 4K, sino que además añade más calidad de imagen a base de filtros.
La imagen además muestra un uso del 66% de GPU y apenas el 65% de uso de la memoria del sistema, por lo que parece que Project Scorpio además parece poder manejarse en 4K con bastante soltura y podrá aportar mucho más en el futuro. Personalmente tengo muchas ganas de ver juegos específicamente diseñados para ella sin el lastre que Xbox One pueda suponer.
 

 
Al final del articulo, hablan de que han aprendido mucho más de la nueva consola de Microsoft y que revelarán más información más adelante. En OCKD estaremos muy atentos a las novedades para contarlas en castellano lo más rápido posible.
 
Fuente: Eurogamer