Se revelan las especificaciones Ray Tracing y Machine Learning de Xbox Series X

0
112

Hoy Microsoft se prepara para discutir la arquitectura de Xbox Series X en la conferencia virtual Hot Chips, pero antes de que eso ocurra los de Redmond han liberado unas diapositivas que revelan las especificaciones finales de su nueva consola en cuanto a Ray Tracing y Machine Learning.

La primera de las diapositivas habla sobre el rendimiento bajo DirectX Ray Tracing, el cual se enumera en 380 Giga ray-box por segundo y 95 Giga ray-triangle por segundo, lo cual se logra bajo una solución personalizada que al menos por ahora no nos permite comparar por ejemplo con las tarjetas RTX de NVIDIA. Microsoft habla en su presentación que el soporte Ray Tracing por hardware en su nuevo SoC tiene un coste de area menor en el silicio ofreciendo una aceleración entre 3-10x.

La primera diapositiva nos deja un poco fríos, puesto que no podemos comparar todavía con nada existente para saber la potencia que ha logrado la consola más potente del mundo en ese aspecto. Aunque quizás es más interesante puesto que revela algo no sabíamos hasta ahora, ya que confirma que Xbox Series X incorpora una solución por hardware para Machine Learning, o lo que es lo mismo IA que es capaz de aprender para ofrecer según microsoft mejoras en el comportamiento de personajes y escalado de resolución basado en IA.

Básicamente Microsoft parece que dispone de una solución similar al DLSS (Deep Learning Super Sampling) de NVIDIA para su consola Xbox Series X, lo que en la practica podría suponer un ahorro de recursos importante en los juegos que utilicen estas técnicas. Según Microsoft el añadido de este hardware supone una muy pequeña utilización del area del SoC.

Xbox Series X también hará uso de los VRS (shaders de ratio variable), una técnica desarrollada por Microsoft bajo una API propia en 2019 que permite a los desarrolladores reducir el sombreado en aquellas áreas donde su impacto es más bajo y el cambio de calidad es imperceptible. Con esta técnica Microsoft espera ganar entre un 10% y un 30% de rendimiento con un coste en el área del SoC diminuta.

La última diapositiva filtrada es probablemente la más preocupante, ya que Microsoft habla en ella de los costes del nuevo SoC comparado con las generaciones anteriores. Para ponernos en situación, Xbox One X lanzada en 2017 y Xbox One S lanzada en 2016 usan el nodo a 16nm+, con 5.4 y 6.6 billones de transistores respectivamente, mientras que Xbox Series X alcanza los 15.4 billones de transistores bajo el nodo de 7nm.

El problema surge en los costes, ya que Microsoft habla de que el coste de Xbox One X ya fue alto en su momento y ahora el de Xbox Series X es mayor, por lo que probablemente Microsoft tenga que lidiar con un precio alto para su consola o venderla con cierto nivel de perdidas para ajustarse a un precio atractivo de lanzamiento.

Desde luego Xbox Series X pinta muy prometedora en cuanto a hardware y el añadido de una solución similar a DLSS podría poner en serios apuros a una PlayStation 5 que a pesar de que seguramente podrá hacer lo mismo, ha pecado de disponer una GPU mucho más comedida que quizás lo tendrá más difícil en este terreno.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.