SEGA ha anunciado este mañana un retraso en el lanzamiento de su consola retro Mega Drive Mini, que originalmente tenia planeado su lanzamiento este mismo año en Japón. Los motivos del retraso parecen ser que SEGA se ha dado cuenta que será mucho mejor un lanzamiento global de su consola, por lo que la consola se distribuirá en 2019 en todo el mundo a diferencia de los planes originales.

El responsable de la nueva consola seria AtGames, compañía que ya ha lanzado varias replicas de la consola en pasado y que desarrollará la nueva con un nuevo hardware inédito hasta la fecha.

SEGA también buscará una mayor colaboración con los desarrolladores japoneses para su consola, por lo que muy probablemente veremos más títulos de terceros en su catalogo final.

Comentarios