Hoy hemos podido ver en Wccftech una interesante entrevista con los analistas de MIDia Research en la que se ha hablado de la nueva consola de Microsoft, Xbox One X, en la entrevista la analista Karol Severin ha dejado claro que la falta de catalogo o el precio serán los principales problemas de la nueva consola de Microsoft, ya que tradicionalmente las consolas suelen venderse por sus títulos disponibles y no por la referencia de la potencia frente a las rivales.
 

Microsoft lanzará la Xbox One X este año. La entrega del hardware de consola más potente llegó a cierto coste, con el precio fijado en $ 499. ¿Será eso un obstáculo para alcanzar los objetivos de Microsoft con la plataforma, en su opinión?

Depende de cómo exactamente Microsoft acabará posicionando Xbox One X dentro de su estrategia de marketing. Si comienzan a crear una narrativa alrededor de “consola que es tan potente como un PC” podría tener algunas oportunidades. Los jugadores de PC están mucho más acostumbrados a los altos precios de hardware. Más importante aún, todo se reducirá a la diferencia que los consumidores (no los fabricantes) sienten que realmente hay calidad de su experiencia de juego (una combinación de efectos visuales atractivos, la velocidad, las capacidades de entretenimiento, además de juegos, etc).”

 

Mientras que la superioridad del hardware de Xbox One X es indiscutible, muchos en la industria sienten que no será suficiente para cambiar la tendencia dada la relativa falta de títulos exclusivos de alto perfil en comparación con los principales rivales de Microsoft, Sony y Nintendo. ¿Esto realmente tendrá un impacto significativo para Xbox One X?

Estoy de acuerdo en que esto podría ser un problema. Al igual que con VR, el contenido es el rey. Las consolas no se venden a sí mismas debido a las especificaciones técnicas – las consolas se venden debido al catálogo de juegos que permiten a los consumidores disfrutar. Si eso no coincide con las expectativas del consumidor, el producto no tendrá éxito.”

 
Usted también ha escrito sobre el Xbox Game Pass como algo que puede afectar potencialmente las ventas futuras de consolas. Si Game Pass tiene éxito, ¿crees que Sony y / o Nintendo podrían seguir los pasos de Microsoft y lanzar servicios similares para sus plataformas?

Absolutamente. El consumo de contenidos de entretenimiento pasa de la economía de propiedad a la economía de acceso. Hemos visto esto ocurrir en el mundo de la música, así como Video (TV / Film). Los juegos llegan un poco más tarde a la fiesta y la tendencia puede tardar más en manifestarse debido a la complacencia relativa de los jugadores a pagar precios altos por los títulos de los juegos, pero no hay duda en mi mente de que esta tendencia sólo aumentará en el futuro. Los servicios de suscripción ya están en juego con PS (ps now & plus), que sospecho que se seguirá construyendo y Nintendo ya ha anunciado un servicio de suscripción para Switch.”

 
Desde luego un interesante análisis de la situación de la nueva consola de Microsoft, de la cual comparto el punto de vista de que la consola no conseguirá venderse únicamente por ser más potente. Microsoft ahora mismo necesita mejorar el catalogo para poder hacer frente a su máximo rival Playstation 4, aunque Sony muy probablemente tiene el mismo problema con Playstation 4 Pro donde mucha gente sigue prefiriendo comprar la versión estándar de la consola.
 

 
El problema de estas nuevas consolas mejoradas radica que el mercado de televisores 4K esta en plena expansión, por lo que no todos los hogares disponen de paneles 4K para disfrutar de las nuevas capacidades de estas consolas en cuanto al 4K y por desgracia los fabricantes no han optado por ofrecer una mejor experiencia para los usuarios Full HD aprovechando la mayor potencia de las consolas, con alguna excepción de algún título donde sus desarrolladores si han decidido aprovechar mejoras en 1080p como en Sombras de Mordor en PS4 Pro.
La prueba de que la potencia no importa la podemos encontrar fácilmente en la historia de las mismas, ya en la época de la primera Playstation, Nintendo llego al mercado con su N64 con mucha más potencia que la consola de Sony, no consiguiendo superarla en ventas. Más tarde llegaría una Dreamcast al mercado que a pesar de ser potente que sus competidoras significo el fin para Sega en el mercado del hardware o en la propia era de Playstation 2, tanto Nintendo GameCube o Xbox siendo sobradamente más potentes no consiguieron superar a la consola de Sony en ventas. Sin embargo más tarde con la llegada de Playstation 3, esta se veía derrotada humillantemente por una muy humilde Nintendo Wii que apenas era en hardware una Nintendo GameCube mejorada, claros ejemplos de que la potencia no vende las consolas, si no sus títulos.
No hace falta decir que hoy en día con la nueva Nintendo Switch la compañía Japonesa se ha visto en una situación donde le quitan de las manos las consolas, teniendo los compradores verdaderos problemas para hacerse con este híbrido entre consola de sobremesa y portátil, no siendo la consola más potente de la actualidad. Por lo que se puede entender que la Xbox One X tendrá dificultades si su catalogo no mejora de cara a finales de año o principios del que viene.