Tras el éxito de Assassin’s Creed Origins de mantenerse protegido de los crackers y piratas gracias al combo Denuvo 4.7 y VMProtect estaba claro que llegarían otros títulos que se mantendrían a salvo, ya que Denuvo parece estar recuperando la confianza de los desarrolladores y editores. Hoy mismo hace un mes que salieron a la venta títulos como Sonic Forces, Need for Speed: Payback y Football Manager 2018, títulos que tienen en común el haber usado para la protección a Denuvo 4.7.
Lo curioso de esto es que estos juegos se han mantenido protegidos sin el combo con VMProtect, por lo que por mi parte comienzo a poner en duda las informaciones iniciales de que Assassin’s Creed: Origins se mantiene protegido gracias a la combinación de sistema y empiezo a darle mayor crédito a la versión 4.7 de Denuvo.
Y es que es un hecho que todos los juegos lanzados con Denuvo 4.7 se están manteniendo protegidos y prácticamente han llegado a la campaña de navidad sin que hayamos tenido que ver sus versiones piratas en las conocidas webs habituales de enlaces. Títulos como Injustice 2, Star Wars: Battlefront 2 o Star Ocean: The Last Hope HD Remaster, muy pronto se unirán a la lista de juegos protegidos más de un mes después de su lanzamiento, algo que será así si la situación no cambia.
Muchos dirán que títulos como Sonic Forces o Football Manager 2018 no merecen la atención y la principal prioridad de los crackers. Pero tengo claro que títulos como Need for Speed: Payback si eran muy esperados por los fans y por muchos esfuerzos centrados en Assassin’s Creed: Origins que se hayan tomado, lo cierto es que ningún título posterior ha visto superado su sistema de seguridad Denuvo 4.7, lo que me hace llegar a la conclusión que he mencionado anteriormente, de que es realmente Denuvo quien ha conseguido mantener el juego protegido y que Ubisoft solo añadió VMProtect como medida adicional importándole bien poco el efecto en el rendimiento o el consumo de recursos que podría suponer para el juego.
El año 2017 que parecía el final de Denuvo, ha terminado siendo una nueva demostración de fuerza de la compañía, ofreciendo un panorama inesperado para la piratería y los crackers. Crackers que por el momento no han sabido reaccionar a la llegada de Denuvo 4.7, cuando apenas unas semanas antes vaticinaban el final de Denuvo debido a la facilidad y rapidez de saltarse las ultimas versiones.