Sony ya había descatalogado oficialmente a Playstation Vita de numerosos países y hace unos meses anunciaba que dejaría de producir juegos en formato físico, por lo que ya nos imaginábamos que los días de PS Vita estaban contados.

Según cuenta Gematsu, Sony ya habría dejado de fabricar su consola en Japón lo que implica una muerte real de la consola que aún sobrevivía a duras penas por los títulos lanzados por los desarrolladores japoneses y algunos indie de alrededor del mundo que se atrevían gracias al formato digital.

Ahora nos queda ver si Sony seguirá apoyando el mercado portátil con una nueva consola más potente para seguir intentando competir con Nintendo Switch y 3DS, o dejará de lado este mercado donde parece que Nintendo es invencible.