Después de que Sony finalmente cediera ante la presión de sus propios jugadores para incluir la esperada funcionalidad de crossplay entre plataformas, aunque solo en Fornite por el momento, cabía esperar una respuesta de Sony explicando por que este cambio de rumbo.

Ha sido Shawn Layden ejecutivo de SIE el que ha comentado al respecto en el último PlayStation Blogcast, aunque tendréis que juzgar por vosotros mismos por sus respuestas:

“Esto es algo que probablemente haya tomado el sesenta y cinco por ciento de mi feed de Twitter en los últimos meses. Como dije en Gamelab Barcelona ​​este junio, esto es algo que sabemos que es un deseo, este es un deseo y queremos poder cumplirlo de la mejor manera posible. Ahora, habilitar el crossplay no se trata solo de encender un interruptor y listo. Es un atributo o característica muy multidimensional.

Así que tuvimos que verlo desde un punto de vista técnico, tenemos que trabajar con nuestros socios desde un punto de vista empresarial. Tenemos que asegurarnos de que, si habilitamos esto, tengamos el servicio de atención al cliente correcto, tengamos los mensajes correctos por ahí, tengamos todas estas cosas diferentes que deben estar en línea. Es más bien ordinal, tienen que ir en un cierto orden para que todos estén preparados. Es por eso que, aunque ciertamente nos ha llevado más tiempo de lo que hubiera deseado, ha sido el tiempo necesario, por lo que no solo podemos anunciarlo, hemos tenido que activarlo.

¡Hasta aquí todo bien! No he escuchado ningún comentario sobre las interrupciones. Es una prueba beta, por lo que esperamos que haya algunos contratiempos en el camino. Veremos con cuidado, estamos encantados de que la gente esté ahí afuera obteniendo lo que quiere y no esté tuiteando tanto.”

Respecto a anunciar nuevos juegos compatibles con crossplay ha comentado lo siguiente:

“En este momento estamos en un programa de prueba beta. Cuando se prueba algo beta, intenta reducir el número de variables en la ecuación. En este momento, es una prueba beta con Fortnite para crossplay. Creo que ciertamente, una vez que podamos demostrar que esto se mantiene firme y bien, me gustaría anticipar otros juegos en el servicio a lo largo del tiempo.”

De las palabras de Layden claramente se entiende que Sony se ha visto forzada a activar el crossplay en Fortnite, ya que la polémica estaba dañando claramente la imagen de Sony y Playstation y en segundo motivo por que el título claramente representa el juego más jugado en todas las plataformas en cuanto a online se refiere.

Esto explica también por que Sony no ha optado en hacer lo mismo con Rocket League o con cualquiera de los otros títulos como Minecraft que también ofrecen esta posibilidad. Por lo que ahora Sony abre la puerta, pero con cuidado, ya que en el fondo creo que siguen pensando que el crossplay ha llegado para robarles jugadores que ya no sentirán la necesidad de comprar una PlayStation para jugar con sus amigos.

Por otro lado, el tema de que no era tan sencillo como apretar un botón me parece una excusa muy pobre de cara a lavar la imagen, puesto que el crossplay siempre ha estado disponible tal cual demostró Epic Games en varios de sus “fallos intencionados”, simplemente era Sony quien les prohibía a los desarrolladores que los jugadores de todas las plataformas pudieran jugar juntos.

Finalmente, Layden anuncia que este año no habrá PlayStation Experience, algo que se debe principalmente al escaso numero de títulos a la espera de lanzamiento en su consola PlayStation 4.

Comentarios