Square Enix ha liberado con la llegada del fin de semana los requisitos mínimos y recomendados para PC de Shadow of the Tomb Raider.

La próxima aventura de Lara requerirá como mínimo contar con una CPU de gama baja como puede ser un Intel i3-3220 acompañado de 8GB de memoria RAM, lo cual hace pensar que como los anteriores títulos no será exigente con la CPU y si con las GPU. En cuanto a estas, el requisito mínimo es una GeForce GTX 660 o GTX 1050, mientras que en AMD se requiere una Radeon HD 7770.

Los requisitos recomendados aumentan las exigencias en cuanto a CPU hasta un Intel Core i7 4770K o un AMD Ryzen 5 1600, dando por hecho que el juego es capaz de aprovechar las bondades multihilo de estos procesadores. Mientras que en cuanto a la GPU se recomiendan modelos de gama media como pueden ser las NVIDIA GeForce GTX 1060 6GB o las AMD Radeon RX 480 8GB.

Los recomendados también aumentan el requisito de memoria RAM hasta los 16GB, algo bastante habitual en el los últimos lanzamientos de juegos Triple AAA.

Requisitos mínimos

  • SO: Windows 7 64 bit
  • Procesador: Intel i3-3220 o AMD equivalente
  • Gráficos: Nvidia GTX 660/GTX 1050 o AMD Radeon HD 7770
  • Memoria: 8 GB
  • Almacenamiento: 40 GB de espacio disponible

Requisitos recomendados

  • SO: Windows 10 64 bit
  • Procesador: Intel Core i7 4770K, 3.40 Ghz o AMD Ryzen 5 1600, 3.20 Ghz
  • Gráficos: Nvidia GTX 1060 6GB o AMD Radeon RX 480 8GB
  • Memoria: 16 GB
  • Almacenamiento: 40 GB de espacio disponible