Según leemos en 3DJuegos, algunas líneas de código filtradas harían pensar que Valve estaría empezando a implementar, vía actualizaciones automáticas, herramientas que permitirían jugar en GNU/Linux a juegos inicialmente pensados para Windows.

Tal y como ocurre en juegos con ya cierto rodaje que actualmente tienen que ser ejecutados en emuladores como DOSBox, dicha implementación pasaría completamente desapercibida para el usuario final, que sólo tendría que instalar en Steam; loguearse, descargar el juego y, finalmente, jugar.

Por el momento, obviamente, se trata de algo que no está implementado en el cliente final. Si queréis adelantaros a esta y otras mejoras, siempre podéis participar en las correspondientes betas del cliente, con los peligros que eso conlleva.

Comentarios