Ubisoft anunciaba hace unos días el lanzamiento de la expansión Warlords of New York para su título The Division 2, expansión que pasará a comercializarse el 3 de marzo de 2020 por 29,99€, junto al juego base por 59,95€ o con la edición Ultimate (que incluye el contenido del primer año) por 79,99€.

Warlords of New York se centra en un viaje hasta Nueva York, donde Aaron Keener, antiguo agente de The Division, ha unificado a las facciones de la ciudad y se ha convertido en la principal autoridad, amenazando con liberar un nuevo virus si es derrocado. Esta campaña se centrará en el sur de Manhattan, que ahora mismo se encuentra devastada por un huracán que ha asolado toda la zona, pero que nos permitirá visitar zonas tan emblemáticas como Battery Park, dos puentes o el distrito financiero.

La polémica ha llegado a finales de semana, cuando Ubisoft ha decidido rebajar el precio de su juego base de forma repentina hasta los 3 dólares en Estados Unidos, a 7,99 libras en UK y 9,99 euros en Europa, lo cual ha implicado una rebaja de los packs antes mencionados poco después del anuncio oficial y con la evidente desventaja de precios entre zonas, que resulta poco comprensible dado que se trata del mismo juego.

Al cambio, la desventaja supone a los compradores no poder adquirir el juego por 2,75 euros y tener que pasar obligatoriamente por la tienda digital europea para adquirirlo cuatro veces más caro. Ubisoft recordemos que tiene sede en Francia y un precio cuádruple no puede justificarse con el simple añadido de los impuestos, más todavía si se trata de claves digitales.

Comentarios