Naughty Dog ha liberado hoy el parche 1.08 para The Last of Us Parte II, que tras medio año desde el lanzamiento de PlayStation 5 aprovecha el potencial de la nueva consola de Sony para ofrecer jugabilidad a 60fps.

El parche 1.08 funciona de forma similar a la actualización de God of War, ya que sigue trabajando desde la retrocompatibilidad y la mejora se basa en ofrecer una opción de liberar el limite de framerate, mientras se mantiene la resolución 1440p de la versión PlayStation 4 Pro:

Una vez que se haya instalado el parche 1.08 de The Last of Us Parte II en vuestra PS5, podréis escoger entre una velocidad de fotogramas objetivo de 30 o 60 FPS en las opciones de pantalla”, explica Naughty Dog. “De este modo, podréis elegir la velocidad de fotogramas que queráis como complemento al resto de mejoras que forman parte de la retrocompatibilidad con juegos de PS4 […]”

Naughty Dog dice haber estado trabajando con el hardware de PlayStation 5 en los últimos meses, por lo que este parche solo es el primer paso de otras mejoras que llegarán en el futuro.

Digital Foundry ha lanzado un vídeo en el que ha probado el nuevo parche en PlayStation 5, en el que se afirma que incluso en las peores situaciones el juego no desciende de los 60 fotogramas, obteniendo un rendimiento estable con una sola excepción de caída a los 57 frames encontrada en una escena de rascacielos.

Elanalistadebits en Youtube también ha dejado bastante claro que la única mejora del parche 1.08 es el desbloqueo del framerate, por lo que no vamos a encontrar ninguna mejora gráfica frente a la versión PlayStation 4.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios