Según cuentan los últimos rumores, la secuela de The Legend of Zelda: Breath of the Wild estaría teniendo retrasos en su desarrollo que implicarían un movimiento en su ventana de lanzamiento, dicho lo cual un lanzamiento en 2020 sería menos probable que lo esperado inicialmente y el título se trasladaría a 2021.

Según “Sabi”, conocido por varias filtraciones importantes en Twitter, el retraso se debería también al lanzamiento de otro título importante para Nintendo Switch de cara a las navidades de 2020, que según sus propias informaciones se trataría de un nuevo Paper Mario para la consola híbrida.

La secuela de Breath of the Wild se presentó como gran sorpresa del E3 2019, donde vimos a la princesa Zelda y a Link juntos en un nuevo evento maligno que está ocurriendo bajo el castillo de Hyrule. Según palabras de Eiji Aonuma, esta nueva secuela tendrá unos tintes más oscuros que el juego original.

Comentarios