La compra de Bethesda por parte de Microsoft por 7500 millones de dólares dejo claro que en algún momento todos los proyectos del editor pasarían a ser exclusivos de Xbox, aunque hubo quien señaló que no todos los proyectos serian exclusivos, aludiendo a que probablemente Microsoft apostará por rentabilizar sus Triple A también en otras plataformas como la de Sony.

Sin embargo, el tiempo ha demostrado que Bethesda no está por la labor de permitir que sus juegos lleguen a PlayStation más allá de los que ya estaban anunciados anteriormente a la compra, por lo que el E3 2021 se ha convertido en un escenario que ha dejado claro que Starfield será exclusivo de Xbox Series y no solo eso, también otros títulos como The Elder Scrolls VI, nuevos Doom, Fallout y cualquier proyecto que Bethesda tenga entre manos, ya que el propio Todd Howard, señalaba las ventajas de haber dejado a PlayStation fuera en una entrevista con The Telegraph.

“Nunca querrás dejar a la gente fuera, ¿verdad? Pero al final del día, tu capacidad para concentrarte y decir, esto es el juego que quiero hacer, estas son las plataformas en las que quiero hacerlo, y poder realmente apoyarme en ellas hará que el producto sea mejor.

Al enfocarse en esas plataformas, realmente puedes apoyarte mucho en hacerlo lo mejor posible para esos sistemas. […] Y creemos firmemente en todas las vías que Xbox y Microsoft están haciendo para ofrecer juegos a más personas. Ya sea la integración con PC, que es enorme para nosotros, la transmisión en la nube y todas esas cosas. Por eso, creo que se trata de tener una visión a largo plazo. Y nuestra convicción de que esas cosas son fundamentalmente buenas, lo vemos abriéndose cada vez más, de modo que la capacidad de las personas para jugar nuestros juegos, a través de GamePass y otras cosas, la capacidad de jugar nuestros juegos no disminuye. Sube dramáticamente.

Y puedo decir que estoy orgulloso de ser parte de Xbox. Creo que es genial para la comunidad de jugadores”.

Howard reconoce que dejar fuera a PlayStation no es lo ideal, pero si advierte que la llegada de servicios como Xbox Game Pass hace que la perdida de jugadores de la plataforma de Sony no disminuya el global de los mismos, sino que aumenten dramáticamente.

En cuanto al desarrollo, queda claro que cuantas menos plataformas estén implicadas en el desarrollo de un juego, más se puede centrar el equipo en enfocarse en la calidad del juego final y no en sus diferentes versiones, la ventaja con Xbox es clara, ya que PC y Xbox casi funcionan de la mano, por lo que el trabajo de desarrollo se minimiza al no tener que depender del sistema de desarrollo más complejo de PlayStation. No olvidemos que esencialmente tanto Xbox como PC están funcionando bajo la misma API DirectX, mientras que Bethesda ya no tendrá que trabajar bajo la API de Sony que es completamente diferente, lo que ofrece ventajas.

Starfield por su parte llegará a Xbox Series y PC el 11 de noviembre de 2022, siendo el primer juego que utilizará el nuevo motor Creation Engine 2, que también dará vida a The Elder Scrolls VI y en el futuro, a alguna nueva entrega de Fallout.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios