Probablemente al leer el titular de esta noticia muchos estaréis pensando que pinta Toshiba en las consolas de Nintendo, Sony o Microsoft, pero lo cierto es que Toshiba sigue siendo uno de los fabricantes de semiconductores más importantes del mundo, lo que implica que algunos componentes de la fabricación de las consolas proceden de esta fuente.

Toshiba como proveedor de componentes ya advierte, o mejor dicho, lo hace a través de Takeshi Kamebuchi, Director de semiconductores en una de las unidades de Toshiba, que el problema de stock de las consolas se extenderá durante 2022, ya que desde Toshiba no serán capaces de ponerse al día en los pedidos hasta 2023.

El reporte de Kamebuchi procede de Bloomberg y cita específicamente a las consolas, donde también afirma que algunas compañias estarían avanzando las revisiones de sus consolas para paliar de alguna manera la necesidad de componentes específicos que sean difíciles de encontrar, lo que podría explicar porque Sony ha revisado tan pronto su PlayStation 5 y que otros como Nintendo y Microsoft también podrían optar por esta estrategía en el futuro.

El medio ya citó que el problema de stock de las consolas se endurecerá de cara a la campaña navideña, ya que a diferencia del año anterior, este año el stock que reciben las tiendas no se ha preparado con antelación o se ha reservado específicamente, sino que llega tal cual termina de producirse de las fábricas. Algo extraño, pero que también tiene una explicación razonable, ya que el transporte marítimo sufre de muchos problemas y retrasos.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios