TSMC es uno de los mayores fabricantes de chips del mundo, que recientemente ha presentado sus resultados financieros del segundo trimestre a sus accionistas reportando 7850 millones de dólares de beneficios durante este periodo. Estas cifras representan una caída del 7.2% frente al primer trimestre, pero un aumento del 11.2% frente al mismo trimestre en 2017.

Según un portavoz de la compañía, este cambio se debe a la estacionalidad del mercado movil, mientras que la demanda de chips para criptominería se habría moderado con los nuevos precios más favorables. Señalando además que esperan que el tercer trimestre sea más bajo en cuanto a demanda de chips de criptominería, ya que el mercado está cambiando en los últimos meses.

Para el tercer trimestre TSMC espera beneficiarse del lanzamiento de los primeros productos fabricados a 7nm. Mientras que los chips de criptominería normalmente para ASIC y fabricados a 28nm empiezan un declive debido a que los bajos precios y el aumento de costes eléctricos hacen de los productos fabricados bajo este nodo mucho menos rentables.

Los fabricantes de ASIC para criptominería por lo general evitan los nodos más modernos, ya que estos suponen costes mucho más altos de producción frente a los nodos más veteranos. Pero el mercado siempre hambriento de las grandes minas siempre va en busca de mayor eficiencia energética y de potencia, por lo que los bajos precios actuales de las principales criptomonedas hacen que el mercado haya entrado en una zona difícil.

TSMC declaraba el pasado mes de abril que sus beneficios durante el primer trimestre del año habían aumentado considerablemente gracias a la criptominería, la cual vivía a principios de año un auge importante que ha terminado en una situación de continuas bajadas hasta mínimos de 2017 durante el resto del año.

Esta información por supuesto excluye al mercado de GPU, que también se habría visto afectado notablemente con algunos rumores de que algunos ensambladores y distribuidores habrían cancelado cantidades importantes de pedidos durante 2018 debido a la bajada de la demanda.