Como en los casos de los nuevos millonarios cuando estos se vuelven tal cuando les toca la lotería, siempre es recomendable mantener silencio acerca del dinero que puedas tener, ya que las mentes más envidiosas, avariciosas o criminales de tu entorno se pueden poner a funcionar para crear algún tipo de plan que implica quedarse con tu dinero.
Las criptomonedas no son una excepción para estos casos y un residente de Nueva York lo ha vivido recientemente en sus carnes. Un amigo de esta persona (de la cual no se ha revelado el nombre), Louis Meza, había invitado a la victima a su casa para posteriormente pedir un servicio de taxi estilo Uber para recogerle cuando se marchara a su casa, para desgracia para el, el plan incluía a una tercera persona escondida en el maletero del vehículo con una pistola con la que le reclamo las llaves de su casa, su teléfono y su cartera.
La oficina del fiscal más tarde pudo comprobar gracias a las cámaras de seguridad del edificio de la victima, como el propio Louis Meza acudía al apartamento con las llaves robadas, saliendo más tarde del mismo con una caja que presuntamente contenía la cartera digital de la victima y documentación sobre sus cuentas. Poco después, Louis transfería 1.8 millones de dólares en Ethereum a sus propia cartera tal cual ha quedado registrado.
Louis Meza ya ha sido detenido y pesan sobre el cargos de gran hurto en primer grado, secuestro en segundo grado, robo en segundo grado, uso criminal de un arma de fuego en primer grado, cargos por el pirateo del ordenador de la victima y una serie más de pequeños crímenes. En cuanto al propio Meza asegura que no tuvo nada que ver, aunque le han pillado con las manos en la masa transfiriendo los fondos y entrando a casa de su amigo, mientras que el conductor del vehículo del secuestro todavía no ha sido detenido.
Desde aquí solo puedo que deciros que si habéis empezado a jugar con las criptomonedas y por un casual habéis amasado mucho dinero o lo amasáis más adelante, mantenerlo en secreto y no usarlo como arma para “vacilar” con los amigos es una decisión inteligente.