En un momento donde las tiendas digitales de PC y las bibliotecas de juegos digitales están dando mucho que hablar en las redes por la aparición de la Epic Games Store, resulta curioso que sea PlayStation 4 quien encienda la mecha de los temores de muchos usuarios con sus bibliotecas de títulos digitales.

Según cuenta el sitio web OneAngryGamer, un usuario de PlayStation 4 habría sido recientemente baneado de PSN por su comportamiento racista en diversos juegos. Para sorpresa adicional de no poder jugar online durante una semana y con la amenaza de quedar suspendido de forma permanente del servicio debido a sus acaloradas respuestas al soporte de Sony, el jugador además se ha encontrado que es imposible jugar a sus juegos digitales mientras dura el baneo en la plataforma online de Sony.

Aunque en ningún caso justificamos o se justifica este comportamiento del jugador, su situación ha provocado temores sobre la propiedad y derechos sobre nuestras bibliotecas de juegos digitales, ya que se entiende que a un jugador se le pueda vetar el acceso al juego online por su comportamiento, pero no es comprensible que se le anule el derecho a utilizar productos por los que ha pagado y no tienen nada que ver con esa situación. De hecho, muchos piensan que Sony habría pisado la línea de los derechos del consumidor, en este caso, los de Estados Unidos.

El caso de este jugador tampoco es el primero que ha vivido PSN según este medio digital, ya que listan además un par más de casos en que se ha vetado el acceso a la biblioteca digital tras un baneo del servicio. Uno de ellos bastante curioso, ya que fue por un nombre que llevaba activo desde 2012 y fue baneado años más tarde por incumplir los nuevos términos del servicio y políticas de Sony.