Mark Kern, ex productor de Diablo II y líder del equipo en World of Warcraft antes de abandonar Blizzard, compartió su opinión sobre la reacción violenta a Diablo Immortal que una gran parte de la base de fans expresó después de la presentación durante la BlizzCon 2018.

Mediante Twitter en una serie de post, Kern ha expresado su opinión de como Blizzard ha actuado con este lanzamiento y la falta de previsión del resultado de la compañía. Asegurando que Blizzard debería de haber esperado hasta poder haber mostrado algo para PC antes de este anuncio y asegurando que la compañia ha dejado de entender a los jugadores.

“Desde que fui Productor en Diablo 2, muchas personas han estado preguntando por mis pensamientos sobre todo el fiasco “Diablo Immortal”. Odio decirlo, pero lo que estás viendo es que Blizzard ya no entiende a los jugadores.

No hay nada de malo en tener una versión móvil de Diablo. De hecho, hubiera querido uno como opción. Pero la forma en que fue insinuado y presentado, y el fracaso de la administración de Blizzard para predecir la reacción me sorprendió. Blizzard solía ser realmente impulsado por los jugadores.

Blizzard jugó tímidamente el bombo de Diablo, que es un buen movimiento, pero no anticipó que su audiencia basada en PC esperaría … bueno … un anuncio basado en PC. Y que después de todo ese bombo con un producto * diferente * es un gran momento de sensación de cambio.

Blizzard ha dicho ahora que están trabajando en varios proyectos de Diablo. Realmente deberían haber dejado caer un teaser para su proyecto basado en PC junto con su anuncio móvil, si ese es el caso.

Blizzard nunca tuvo que preguntar, porque estaba formado por jugadores hardcore de arriba a abajo. Solíamos decir que éramos nuestro propio público más duro para nuestros juegos. Habría tenido una línea de desarrolladores fuera de mi puerta que me decía que esto era un mal movimiento.

El hecho de que Blizzard no estaba preparada para esta reacción y B) no tenía planes para mitigarlo, incluso sabiendo que algo de eso iba a venir, es una gran decepción para mí. Huele a “Ya, bueno, chúpalo” (lo siento, J. Romero, no fue tu culpa).

Este no es un problema de jugador tóxico, no es un problema de derechos. Es solo un mal manejo de las relaciones públicas y … una mala cultura por parte de Blizzard, lamento decirlo. Es una cultura que dice “sabemos mejor” y encaja perfectamente con “crees que sí, pero no”.

Tal vez ya no lo sepas mejor, Blizzard. Tal vez realmente ha perdido el contacto con los jugadores y ahora tiene una torre de marfil de unos mil millones de dólares al año. Eso necesita una reflexión de tu parte. Porque eso es lo que las grandes empresas fracasan. Recuerdas a Nokia ¿Recuerdas Blockbuster Video?”

¿Que os parece la opinión de Mark Kern?