Totalmente por sorpresa Valve ha anunciado Steam Deck, una consola portátil basada en SteamOS que llegará al mercado en Diciembre de 2021 en tres variantes que varían la velocidad y capacidad de almacenamiento.

La nueva Steam Deck parte de una APU AMD Vang Gogh como corazón, la cual cuenta con cuatro núcleos Zen 2 con SMT (8 hilos de procesamiento), una GPU de última generación RDNA 2 de 8 Compute Units y 16GB de memoria LPDDR5. Con esto Valve consigue una CPU que puede correr entre 2.4Ghz y 3.5Ghz mucho más potente que las consolas de la pasada generación y una GPU de frecuencias entre 1Ghz y 1.6Ghz que rivaliza con la PlayStation 4 original en potencia, aunque goza de las nuevas características de RDNA 2. Sumando CPU (448 GFlops) y GPU (1.6 TFlops), queda una consola que supera ligeramente los 2 TFlops de potencia, todo con un TPD de entre 4W y 15W, que debería ofrecer una autonomía de entre 2 a 8 horas dependiendo de las exigencias del título.

En cuanto a controles tenemos doble joystick analógico, dos trackpads al estilo Steam Controller, botones ABXY, cruceta, botones ver y menú, giroscopios, respuesta háptica de la vibración y los habituales botón + gatillo L y R que se han acompañado de 2 botones traseros a cada lado de la consola. En el centro tenemos una pantalla LCD de 7″ de resolución 1280×800 a 60Hz y brillo de hasta 400 nits, por lo que el objetivo de la consola es claramente los 720p ligeramente inflados gracias al extra de píxeles. Pero no todo queda ahí, ya que la consola puede conectarse a un televisor de la misma manera que Nintendo Switch, ya que su puerto USB-C no solo permite la carga a 45W del cargador incluido, sino también la posibilidad de conectarse a una pantalla mediante HDMI o Display Port 1.4 con un dock que además añade 3 puertos USB adicionales (2 x 2.0 y 1 x 3.1 todos tipo A). El resto de especiaciones hablan de Bluetooth 5.0, WiFi de doble banda y un jack de 3.5mm para auriculares.

Steam Deck llegará en tres opciones de compra que se distinguen por su almacenamiento y extras, aunque todas serán ampliables en cuanto a almacenamiento gracias a una ranura MicroSD. La variante más económica parte de los 399 dólares (419 euros) con 64GB de almacenamiento eMMC (tipo flash, como el actual de Nintendo Switch) e incluye una funda de transporte. La variante intermedia es quizás la más interesante, puesto que sustituye la memoria 64GB eMMC por una SSD NVMe de 256 GB; lo que no solamente cuadruplica el almacenamiento, sino que además aumentará su velocidad en el entorno de las 20 veces más rápido, este modelo tendrá un precio de 529 dólares (569 euros). Finalmente tenemos el modelo más caro, con un precio de 649 dólares (679 euros) que aumenta el SSD hasta los 512GB y añade un tratamiento anti-reflejos a la pantalla “Premium”.

Steam Deck no se limitará únicamente al uso de Steam, ya que se trata de todo un PC del que Valve asegura que podremos instalar más aplicaciones, lo que augura solamente por la posibilidad de un navegador el ser compatible con todo tipo de servicios de streaming, tanto de vídeo como de juego como xCloud.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios