Valve ha anunciado que dejará de vender sus dispositivos Steam Link, los cuales permiten a los jugadores de la plataforma de juegos digitales jugar en streaming en casa gracias a las conexiones Wi-Fi, como por ejemplo disfrutar en un televisor de los juegos de PC.

Este anuncio se produce tres años después de su lanzamiento y con una motivación no confirmada por la propia compañía, aunque es muy destacable el hecho de que Steam Link está disponible para cualquier dispositivo iOS y Android. Lo cual lo hace compatible sin la necesidad del dispositivo con la mayoría de televisores inteligentes del mercado, por lo que la utilidad del aparato por separado ya no tiene sentido de cada al futuro.

Valve también ha confirmado que solo quedan algunas unidades disponibles para el mercado estadounidense, mientras que en Europa ya se habrían agotado en su totalidad. Además confirma que seguirán apoyando a su hardware con actualizaciones de software según sea necesario.