Venezuela ha anunciado recientemente que su nueva moneda oficial “Bolívar Soberano” estará atada a la criptomoneda nacional Petro que fue lanzada este mismo año durante el mes de febrero.

El gobierno de Nicolas Maduro ha anunciado que retirara finalmente cinco ceros de su nueva moneda respecto a la anterior, por lo que los nuevos billetes obtendrán un valor mayor con una numeración más baja en busca de combatir la terrible inflación que sufre su país ahora mismo.

La nueva moneda obviamente tendrá un enlace muy evidente con el Petro, una manera de promocionar la criptomoneda oficial de país para pagos dentro de su territorio y de alguna manera escapar a las sanciones internacionales, mientras que por otro lado pretenden ser avanzados tecnológicamente.

Venezuela ha apostado fuerte por su propia criptomoneda y hemos visto que durante su nacimiento el gobierno ha obligado a bancos y compañías controladas por el estado a utilizar la moneda en sus transacciones y a minarla, minería que no puede realizarse de forma libre por los ciudadanos.

Por ahora según el gobierno Venezolano se han distribuido 100 millones de Petros, que tendrían un valor aproximado de 6 billones de dólares. Aunque en su país muchos ciudadanos han optado por utilizar Bitcoin y Ethereum a través de la Lightning Network ya que no confían en los movimientos de propio gobierno en cuanto a la moneda.