Cuando se trata de SSDs, la capacidad siempre es el tendón de Aquiles. Porque por mucho que se quiera premiar su velocidad, si no contiene espacio suficiente para almacenar por lo menos nuestros archivos, aplicaciones o juegos más recurrentes también carece de sentido.
La capacidad es aún más importante en los mercados de servidores, donde se espera que los sistemas almacenen mucho más datos que cualquier consumible, lo que obliga a los fabricantes a crear SSDs más grandes de los que los consumidores podrían incluso soñar. Y ahí, justo en este campo, es donde el nuevo UHC-Silo (Ultra High Capacity), de tecnología Viking, pretende establecerse.
 

Este nuevo SSD de Viking ofrece hasta 50 TB de capacidad de memoria, utilizando memoria MLC de SK Hynix junto una controladora flash de altas prestaciones para ofrecer velocidades de lectura/escritura secuenciales de 500 MB/s y 350 MB/s respectivamente, a través de una interfaz SAS de 6Gb/s . Este SSD cuenta con un tamaño de 3,5 pulgadas, similar a un disco duro estándar, mientras que ofrece velocidades mucho más altas y una mayor capacidad de almacenamiento.
En términos de rendimiento de lectura/escritura aleatoria, esta unidad ofrece 60.000/10.000 IOPS respectivamente, lo cual no es tan alto en comparación con algunos de los SSD de consumo actuales. Aún así, esta unidad ofrece un atractivo nivel de almacenamiento para su tamaño y ahorrará espacio y potencia a los clientes en comparación con una solución similar de almacenamiento basada en HDD.
De momento el nuevo Viking UHC-Silo no ha sido lanzado pero se espera que tenga un precio cercano a los 15.000€, algo fuera de rango para el consumidor doméstico pero no para el empresarial.