Microsoft parece dispuesta a tomar medidas sobre los últimos ciberataques que se están recibiendo mundialmente. La mayoría de ataques se apoya en backdoors o exploits existentes en sus Sistemas Operativos, algo que últimamente está trayendo bastantes líos a los de Redmond. Debido a ello, Microsoft está dispuesta a crear su propia Skynet, o lo que es lo mismo, su propia Inteligencia Artificial (IA), que acompañaría a la próxima versión de Windows 10, concretamente la actualización Fall Creators Update.
Esta nueva IA funcionaría usando todos los ordenadores con Windows 10 conectados a Internet, que serían empleadas para realizar aprendizajes profundos sobre amenazas como WannaCry. Las sucesivas noticias de ciberataques que están sucediendo en todo el mundo es lo que ha empujado a Microsoft a realizar este movimiento.
La implementación vendría a través de Windows Defender y su sistema de Protección Avanzada de Amenazas, que usaría los 400 millones de PCs con Windows 10 instalado para el aprendizaje. De hecho el director de gestión y seguridad de Microsoft ha comentado las siguientes palabras:

“Si Word comenzara a asignar la memoria en trozos grandes, cuando nunca lo hace, seríamos capaces de detectar eso. Fabricamos los modelos de aprendizaje de la máquina en torno a aplicaciones comunes como Word”.

Según la compañía esta nueva iniciativa evitará que los virus o troyanos se extiendan tan rápido como lo hacen actualmente, siendo los clientes empresariales los primeros en beneficiarse de ello, aunque las versiones domésticas del Sistema Operativo también recibirán esta característica más adelante.