Tras años en desarrollo de su fase beta, World of Tanks ha lanzado hoy su versión 1.0, un nuevo parche como versión “final” que introduce el nuevo Core Engine. El nuevo motor gráfico deja atrás el obsoleto motor anterior que tantas limitaciones ha impuesto al juego durante todo su recorrido, dando la oportunidad de introducir una gran cantidad de efectos gráficos modernos, mientras que por el otro lado se han remasterizado los mapas icónicos del título.
Las mejoras gráficas incluyen Physically Based Rendering (PBR), nuevos efectos de post-procesado y una mejora muy notable de la iluminación y sombras del título. Os dejamos con el tráiler de este interesante Free To Play de batallas de tanques: