Digital Foundry ha tenido acceso a una interesante nueva característica de Xbox One llamada Intelligent Delivery, que podría marcar un antes y un después en cuanto a instalaciones de juegos se refiere. Si hay un problema que preocupe a los usuarios de consola, y últimamente a los de PC también con los nuevos lanzamientos, es el espacio requerido en disco por las instalaciones. Si bien en PC de alguna manera podemos ampliar más fácilmente el espacio con discos internos adicionales, en consola la cosa cambia con discos de 500GB o 1TB en el mejor de los casos, donde la única opción a tener mayor espacio es disponer de discos duros externos o sustituir el disco duro básico de la consola por otro mayor.
La llegada de muchos juegos que empiezan a superar los 100GB está preocupando a muchos jugadores, por lo que parece ser que Microsoft está preparando Intelligent Delivery, un nuevo sistema de descarga de juegos que hace lo más lógico, eliminar aquello que no se necesita. Pongámonos en situación, imaginemos el típico juego que cuenta con doblajes en varios idiomas, DLC o incluso un paquete de texturas mejoradas para la futura Xbox One X, y contamos con una Xbox One normal con intención de jugar al título en cuestión únicamente en castellano. Aquí entra en juego Intelligent Delivery.  Sino necesitamos los idiomas adicionales, no tenemos instalados DLC que no hemos comprado y si no tenemos una Xbox One X, no tiene demasiado sentido disponer del paquete de texturas mejoradas en nuestra consola.
Con este sencillo sistema de “chunks”, que separan los datos del juego en diferentes paquetes, lo cual tendrán que preparar los desarrolladores, se consigue no solo ahorrar espacio en el disco duro, si no además reducir por mucho el tiempo de descarga, ya que podremos bajar esta versión optimizada en datos para nosotros.
Este nuevo sistema también podría eliminar la campaña de un juego si vamos a jugar solamente multijugador, o eliminar el modo multijugador si solamente vamos a usar el modo de un solo jugador, lo cual también se convierte en otro ahorro interesante de espacio. Al parecer el sistema también albergaría unas sugerencias de espacio que podemos ahorrar según nuestro uso, por lo que seria bastante eficiente.
Desde luego, es una idea muy interesante de la que en PC o en otras plataformas se debería aprender. De hecho, ayer vimos algo similar con Doom para Nintendo Switch en el que tendremos que bajar aparte el modo multijugador si queremos jugarlo a la memoria interna o añadida de la consola, aunque en este caso se ha hecho por falta de espacio en el propio cartucho de la consola.