Microsoft ha anunciado hoy que la actualización de mayo para las consolas Xbox One ha comenzado ya su distribución, actualización que permite a los usuarios comenzar a utilizar paneles como por ejemplo los monitores de PC que permiten tasas de refresco de hasta 120Hz, algo que mejorará por mucho la fluidez de las imágenes para la consola a pesar de que obviamente no veremos un aumento de framerate.
La nueva actualización también trae novedades como la posibilidad de vincular las cuentas Xbox Live a la App Discord o la nueva opción de compartir pequeños clips de vídeo directamente en la red social Twitter.
Si tenemos en cuenta que la consola de Microsoft también ya es compatible con AMD Freesync 2 que comienza a estar disponible en muchos de los nuevos paneles para PC e incluso en muchos de los nuevos televisores, podemos decir con seguridad que la compañía de Redmond le ha sabido ganar la tostada a Sony en cuanto a calidad de visionado.
 

Comentarios