Xbox Series S podría no ser compatible con las mejoras de Xbox One X debido a disponer de menos memoria RAM

0
10

Una cosa que dábamos por hecha en Xbox Series S es que podría hacer lo mismo que Xbox One X, dado que la nueva consola de Microsoft puede tener menos TFLOPs en GPU en términos de potencia, pero las mejoras en su arquitectura desde GCN a RDNA2 deberían ser más que suficientes para compensar la diferencia.

Al parecer desde Digital Foundry no están de acuerdo con está suposición ya que editor John Linneman ha afirmado que Xbox Series S no será capaz de ejecutar las mejoras 4K de las que si era capaz Xbox Series X debido a la memoria RAM de la nueva consola económica. La razón estaría en que Xbox Series S reserva 8 de sus 10 GB de memoria GDDR6 para juegos, mientras que Xbox One X reserva 9 de sus 12 GB para la misma tarea, por lo que la retrocompatibilidad quedaría limitada al mismo modo que Xbox One S.

Sin embargo, esto no significa que los juegos retrocompatibles limiten su funcionamiento a una Xbox One S, ya que la consola de nueva generación cuenta con un CPU, GPU y RAM superiores a la consola original, por lo que es probablemente que veamos solventados problemas como bajadas de frames o los abusos de la resolución dinámica, que no estarían presentes en Xbox Series S.

Por mi parte me gustaría pensar que un simple GB faltante de memoria sea el causante de esta carencia en una consola que es más que suficiente para reproducir los juegos a 4K, aunque también fui de los primeros en afirmar que esta configuración de memoria extraña e inferior terminará causando problemas a este modelo.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.