XIGMATEK ha lanzado hoy Whiz, o lo que es lo mismo, el nuevo disipador de CPU que debutó en el Computex 2017. El disipador cuenta con un diseño convencional de tipo de torre y puede manejar un TDP hasta 150W. Cuenta con 4 heatpipes de cobre con 6 mm de espesor y contacto directo con la CPU en la base, transportando así el calor a las aletas presentes en su bloque de aluminio y que a su vez son refrigeradas por un ventilador XIGMATEK SE II Rojo incluido, con soporte para un segundo ventilador en configuración push-pull para mejorar la eficiencia de disipación.

 

 

El ventilador incluido incorpora entrada PWM de 4 clavijas, gira entre 800 a 2000 RPM, empujando hasta 78 CFM de aire con un ruido generado de tan sólo 19,4 dBA. Las aletas están coronada por una placa superior estilizada con el logotipo de la marca. El XIGMATEK Whiz mide 135 mm x 85 mm x 158 mm y soporta la mayoría de los zócalos modernos de CPU, incluyendo AM4, AM3 (+), FM2 (+), LGA2011v3, LGA115x, LGA1366 y LGA775.